TALLER: ¡Sé feliz! Líbrate de tus creencias negativas

Estoy feliz. La razón es que tengo  la magnífica oportunidad de dar un taller en mi tierra, Badajoz, en el espacio creativo Galandainas. 

El Taller de Felicidad y Autoconfianza tendrá lugar el próximo viernes, 7 de noviembre. Si tienes oportunidad, me encantaría que asistieras. Trabajarás, utilizando procesos de coaching, sobre ti mismo:

  • Por qué nos cuesta realizar cambios pese a saber que son positivos para nosotros.
  • Reconocer y eliminar las creencias negativas.
  • Rescatar y reforzar las creencias positivas.
  • Moldear un nuevo yo.
  • Crear rituales de apoyo para tu felicidad y para incrementar tu autoconfianza.

Me encantará trabajar mano a mano contigo y ser parte de tu crecimiento. ¡Es un honor que confíes en mí para ello!

Si quieres asistir, haz clic en “Sí” en este evento de Facebook y después dirígete a Galandainas para reservar tu plaza. Les encontrarás en c/Virgen de la Soledad, 13. Puedes llamarles y preguntar cualquier detalle en este teléfono 924040777. 

¡Nos vemos muy pronto!

1898809_481235468686282_1421702520223778084_o

Audio Exclusivo: Identificar y eliminar las creencias negativas

Hace poco he descubierto Fiverr, una plataforma en la que las personas nos encontramos para cubrirnos necesidades o deseos unas a otras. Todo por el precio único de 5 dólares americanos (actualmente unos 3,94 euros).  Por ese precio, ofreces un servicio de valor desde tu talento personal.

Me encantó la idea… ¿qué mejor que poner un precio básico y asequible para así facilitar el acceso de todos a la información y no sólo eso, sino apoyar a aquellos que con su talento, nos hacen la vida más fácil? Así que no lo he dudado más y me he unido. ¡Te animo a hacer lo mismo!

Mi primera “gig” o el primer producto que voy a ofrecer es un audio que te ayudará a identificar las creencias negativas y a reconocer las herramientas en tu mano para poder eliminarlas. ¿Te gustaría acceder a él? Puedes adquirirlo desde aquí. 

Fiverr-logo-wood

 

Por qué no necesitas seguir las tendencias

“¿Pero ésto se lleva? No me gusta nada de lo que veo en las tiendas”.

“¡Ah! Esto me gusta… Pero no se lleva, eso es del año pasado.”

“¿Vas a hacer cursos de sushi? No me interesa, pero todo el mundo lo está haciendo… algo será interesante. “

“En realidad, a mí me gustaría dedicarme a hacer muebles de madera. ¿Pero quién hace eso hoy en día? Tengo que estudiar informática, que tiene mucha más salida.”

En mayor o menor medida, todos sentimos esa presión individual, social, familiar para elegir cosas, experiencias o carreras que sabemos, intuitivamente, que no van con nosotros.

Tu naturaleza te lo dice a gritos. Te dice con lo que disfrutas y lo que te hace feliz con una experiencia: cuando te dedicas a ello, se te pasa el tiempo volando. Entras en un espacio de felicidad, actividad y concentración que hace que no prestes atención a nada más.

Eligiendo algo distinto, le estás diciendo a tu intuición que está equivocada, que tienes que seguir unas reglas que alguien se ha inventado porque le iban bien a él. Le estás diciendo a la sociedad que todos los seres humanos somos iguales, cuando en realidad, cada uno de nosotros es esencialmente único, especial y maravilloso, con dones que no se repiten de uno a otro ser humano.

La valentía de elegir lo que te hace feliz, ya sea en cosas, experiencias y caminos vitales no sólo es la llave para la felicidad, sino una luz que enseña a los demás a ser más valientes. A elegir también ello, a decirles que es posible. Y construir un mundo distinto, vida a vida, entre todos.

 

¿Por qué es tan dura la vida?

Where Once Was Wet (paint) (C) Richard Watson

Where Once Was Wet (paint) (C) Richard Watson


¿Te haces a menudo esta pregunta? 

¿Por qué me cuesta tanto hacer las cosas? 

¿Por qué me preocupo si al final, nada sale como yo quiero?

Ahora, quiero preguntarte algo… ¿Te ayudan estas preguntas? 

¿Cómo te sientes, después de hablarte a ti mismo de esta manera?

¿Te sientes con ganas de hacer cosas de un modo diferente, o por el contrario, aún más hundido y más inmóvil?

Vamos a cambiar el diálogo juntos. A partir  de ahora vas a cambiar esta pregunta por:

¿Porqué me sale todo bien? 

¿Por qué soy tan querido, apreciado?

¿Por qué soy tan especial? 

Esto puede parecer un reto al principio, pero te aseguro que alguna respuesta que otra vendrá a tu mente y te llenará de energías para seguir creando experiencias positivas en tu vida.

Estas preguntas no te van a inmovilizar, te van a dar gasolina para moverte hacia adelante. 

Estas preguntas te harán igualmente consciente no sólo de lo bueno que ya existe en tu vida, sino de lo bueno que hay en ti y que ocurrió para que las consiguieras.

¡Pasa una maravillosa semana!

Sandra G.

 

Estás vivo.

Descubre que dentro de un día normal existen oasis de paz esperando a ser descubiertos. No hay un día igual a otro. La mía ha sido utilizar una pausa para correr, disfrutar del sol y del verde de los árboles del parque. Respira, éste es el momento. Estás vivo.

 

10653550_10152705942343707_7470906405564933518_n

Fallece Robin Williams. Seamos conscientes del sufrimiento

Robin Williams falleció en el día de ayer. 

Me entristece la muerte de este actor que me hizo reír, pasar miedo y, sobre todo, emocionarme. ¡Qué don y qué manera de usarlo! Prefiero no pasar punto por punto por sus virtudes y defectos para quedarme con aquello que aportó a este mundo y a mi vida.

Como habréis leído, Robin ha muerto de un aparente suicidio. Lejos de juzgar las causas de su muerte, creo que es una oportunidad para ser compasivos ante la salida que algunas personas toman para acabar con su sufrimiento.

La enfermedad mental es un enemigo invisible que se abre paso en nosotros sin que los demás puedan verlo. Desde fuera, no existe. Tampoco existe compasión para los que la sufren, a los que se les dicen cosas como: “¡venga ya, eso es una tontería!”.

El sufrimiento y el dolor son reales. Y puede ser tan peligrosos como para acabar con la vida de los que los padecen.

Si crees estar padeciendo cualquier síntoma de tristeza del alma, no la ignores y busca ayuda.

Si alguien cercano a ti parece haber perdido la luz, tiéndele la mano.

 

Para visitar y obtener información sobre la importancia de cuidar nuestra salud mental:

Feafes. Por el bienestar global y la salud mental.

 

 

Me siento como un robot

A raíz de la inspiración de esta semana, he decidido tocar este tema que creo que nos afecta a todos, si no en algún momento de nuestra vida, quizá en algún ámbito en concreto, como el trabajo, las relaciones familiares, la de pareja o la manera en la que hacemos cosas básicas, en nuestra rutina diaria.

Somos seres de hábitos, los seres humanos. Haces las cosas de una manera, ésta funciona, al día siguiente repites y pronto encuentras más cómodo seguir actuando de este modo, que de ningún otro. Tener hábitos y rutinas no es negativo, el aprendizaje nos ayuda a reaccionar de manera más rápida ante un problema frecuente, o por ejemplo con el acto de conducir, nos permite ponernos a conducir sin volver a pensar, como al principio, en pequeños detalles de la mecánica.

Sin embargo, nuestro amor por los hábitos va más allá, y nos impulsa a hacer cosas que deberían tener nuestra atención, de una manera automática. El automatismo nos permite dirigir la atención hacia otras cosas, normalmente, a pensar en lo que debes hacer después, o a la conversación que has tenido con el vecino que te ha gritado esta mañana, o a cómo te pone de los nervios que tu pareja no limpie la taza después del desayuno. Te centras en detalles del pasado, o construyes situaciones posibles del futuro, y dejas de prestarle la atención al presente.

En el presente es donde tienes todo tu poder. Y es el único momento que tienes para ejercerlo. Con la práctica continuada de llevar tus pensamientos al pasado y al futuro, estás espantando tu propio poder, desperdiciando tu energía. Un día, y seguro que puedes verte reflejado en estas palabras, sentirás que no tienes capacidad, energía ni ganas, para enfrentarte a cosas básicas. No puedes enfrentarte a otro día “exactamente igual que el anterior”.

Estoy aquí para recordarte que esto no existe. No existe ningún día exactamente igual al anterior si decides vivir en el presente. Por supuesto, puedes también elegir vivirlo como el de ayer y seguir inmerso en tus ensoñaciones pasadas o futuras, entonces sí que será igual.

Puedes elegir seguir siendo un robot… o puedes reclamar tu condición de humano y empezar a vivir en el ahora, observando lo que ocurre ahora, poniendo tu atención no dividida en las personas con las que te cruzas, en actos cotidianos como preparar la comida o hablar con tu pareja, tus amigos o tus hijos.

Puedes también probar a mirar a los ojos a las personas, puedes probar a sonreír por la calle sin razón, puedes atreverte y salir a caminar sin pensar en nada más, sólo sintiendo la brisa o el calor del sol en la piel.

Vive hoy, porque el día de ayer ya lo viviste y no puede cambiarse.

Vive hoy, porque es la única forma de construir un mañana que te haga realmente feliz, casi sin planearlo.

Presta atención a los detalles. Respira hondo. Ofrece tu atención no dividida.

Un regalo de magia y paz está escondido en aprender a disfrutar del presente.

¡Que tengas una feliz semana!

Sandra G.

 ¿No tienes tiempo para leer? Bájate o escucha este artículo en audio aquí.

Prestando atención a los detalles del parque, seco y descuidado. Todo tiene un rincón de belleza.

Prestando atención a los detalles del parque, seco y descuidado. Todo tiene un rincón de belleza.